camino de santiago solo 1

Si estás pensando realizar el Camino de Santiago solo, te inundarán muchas preguntas como: ¿Será seguro hacer el camino yo solo? ¿Me aburriré y abandonaré?… Vamos a responder tus preguntas y darte unos consejos para que disfrutes del camino al máximo.

Realizar el camino solo ¿Es posible?

El peregrinaje a Santiago de Compostela permite a sus caminantes escoger por completo que tipo de experiencia desean tener en todos los sentidos. Ya sea en compañía de un grupo de amigos, con tu mascota, o por supuesto, si deseas hacer el camino de Santiago solo.

Realizar el camino solo es completamente seguro y posible, ya que, aunque no vayamos en compañía de otras personas conocidas, no estaremos completamente solos ya que habrá muchos más peregrinos recorriendo el camino. Podrás conocer y conversar con gente nueva y recorrer tramos acompañado si quieres.

La cantidad de peregrinos en el camino variará en función de la ruta elegida y la época del año en el que se realice, sin embargo, la voluntad de quienes hacen este peregrinaje es muy buena y siempre encontrarás a alguien que estará dispuesto a ayudarte en algún apuro, por lo que no habrá problema.

Consejos para realizar el camino en solitario

Aquí te dejamos algunos consejos para disfrutar del camino de Santiago y que te motivarán para hacerlo:

La seguridad

Como hemos dicho el tema de la seguridad no es un problema ya que apenas hay incidentes cada año, pero tienes la opción de escoger un camino más transitado si así e sentirás más seguro. El Camino Francés es el más popular, un 64% de los peregrinos escogen este camino. Además, si escoges los meses de verano o mayo y octubre también encontrarás una gran cantidad de peregrinos con los que compartir el recorrido.

Una guía

Es recomendable conseguir algunas guías del camino que escojas para tener toda la información posible como: rutas, distancias, hospedajes, restaurantes…

Valora tu tiempo a solas

No solo te aconsejamos que compartas tu experiencia con otros peregrinos, sino que también disfrutes del tiempo que estás a solas para conocerte mejor, reflexionar sobre acontecimientos de tu vida o simplemente disfrutes de los paisajes y los sonidos que la naturaleza te brinda.

No camines en la noche

Los peregrinos madrugan para llegar al final de la etapa por la tarde y así aprovechar las horas de luz. Intenta adaptarte a estos horarios ya que por la noche se puede hacer difícil seguir las flechas y puedes perderte.

Mantén un ritmo adecuado

Al ir solo no tienes quien te marque el ritmo para caminar, por lo que tú eres el responsable de regular tu velocidad y tu energía de manera que acabes la etapa sin complicaciones, sin llegar demasiado cansado o que se alargue demasiado. Recuerda que puedes contratar servicios para que lleven tu mochila al final de la siguiente etapa si necesitas un respiro.

El móvil siempre cargado

Al ir solo es un elemento imprescindible para solucionar cualquier imprevisto.

Aprovecha la amabilidad de la gente y pregunta tus dudas

Una de las cosas que caracteriza principalmente a los peregrinos es su amabilidad y predisposición a ayudar a los demás. No solo si estás perdido te ayudarán a seguir el camino correcto, sino que también te indicarán lugares para visitar en la zona que merecen la pena, donde comer bien…